Seleccionar página

Un llamativo caso (o no) de «ProfesÍa Autocumplidora» en Augusta 2012

Este documento está disponible en formato pdf por si deseas conservarlo en tu pc.
Para descargarlo llega al final de la página y haz click sobre el logo de pdf.
Un peligroso caso de profesía autocumplidora en Augusta 2012

Una profecía autocumplidora se produce cuando alguien anticipa que algo supuestamente negativo o no deseado puede suceder y luego es la principal responsable (por acción o por omisión) de que eso efectivamente se termine cumpliendo.

Una de las lecciones psicológicas más impactantes que dejó la 77° edición del Masters de Augusta se produjo a partir de las declaraciones de Sergio García quien, según diferentes fuentes[1], despúes de la tercera ronda señaló: “Hoy me he dado cuenta de la realidad. No soy lo suficientemente bueno como para ganar un major. Lo he intentado, pero no sale. Y si no sale después de trece años que llevo en la pelea es que no soy capaz”. “No es algo en caliente, llevo trece años así y se me acaban las opciones. No hay que darle más vueltas. Obviamente hay algo de psicológico y otras cosas más. Sea lo que sea, la realidad es que no soy capaz de ganar en los torneos grandes, se me hace muy difícil”. “No pasa nada. Se puede vivir sin ganar Grandes. Yo seguiré luchando, jugando, acudiendo a las grandes citas y peleando por acabar tercero, segundo, quinto…”. “Me gustaría poder decir que estoy preparado para ganar, pero realmente no lo sé. Así que simplemente voy a dar lo mejor de mí mismo”.

Si bien estas palabras reflejan su frustración y desconsuelo (también comentó que al finalizar esa ronda abrazó a McIlroy porque no estaba su novia), señalar cómo ha llegado a esto sin un testimonio directo del jugador entra dentro del terreno de la especulación. Sí se puede afirmar que seguramente han contribuido muchos factores. Pudo haber sido, aunque él lo niega inicialmente, una calentura del momento, posiblemente lo haya afectado terminar el viernes a un golpe de la punta pero después del 75 en la vuelta del tercer día (con ese +3 quedaba a 8 golpes del puntero), habrá visto sus chances esfumarse. Quizá le haya pesado en algún momento de su carrera la carga de ser el “elegido” para desafiar la supremacía de Tiger y se haya enganchado de esta expectativa que los demás tenían en él.

Esos trece años que señala pueden ser demasiados para alguien que se supone tiene el juego necesario para ganar. Ha logrado tres segundos lugares en majors (que de verdad no es poco pero cuando las expectativas son otras parecen una tortura). Posiblemente, sus 17 clasificaciones entre los 10 primeros él los interpreta como una señal de que está lejos, muchos otros lo podrían ver como que está más que cerca. El habla de la “realidad”, pero la realidad la crea cada uno en su cabeza, hay mil maneras distintas de ver e interpretar lo que habitualmente llamamos “realidad”.

Le podrá pesar también estar entre los candidatos al no oficial título de “mejor jugador sin un grande”. Como señalábamos, no podemos saber a ciencia cierta si son estos factores u otros los que lo han llevado a pensar de esta manera, quizá ni él lo tenga cien por ciento claro, pero sí podemos reflexionar acerca de las probables consecuencias de esta línea de pensamiento.

Lo que se quiere resaltar aquí es que estas ideas (quizá dichas en caliente pero tal vez también arraigadas hace tiempo) son claramente limitantes y serán el obstáculo más grande que tenga para ser campeón de un grande. Este es un ejemplo de profecía autocumplidora. Cuando la persona empieza a convencerse de ello, es muy difícil de erradicar. Está relacionado con las famosas etiquetas a las que hacíamos referencia en un artículo anterior [El problema con las etiquetas http://www.mariocrisci.com/mental/mental12-texto.html]. Si García todos los días se despierta y ante el espejo ve estampado en su frente “NUNCA GANARÁS UN MAJOR”, seguramente eso será lo que ocurra. Una cosa es que todos los demás lo piensen (cosa que no podemos controlar y solo nos afectará si lo permitimos) y otra es creerlo uno mismo (que tendrá efectos directos sobre nuestra confianza, estado de ánimo y actuación).

Ya no es tan niño pero está lejos de ser anciano (nació en 1980), quizá le podría servir una (improbable) conversación con Phil Mickelson quien cargó mucho tiempo con el título de mejor jugador que nunca ganó un grande, pero ha logrado sacárselo de encima (al zurdo le llevó 12 años ganar su primer major, justamente el Master en 2004)[2] para ver qué sensaciones experimentó durante ese período y cómo hizo para persistir sin resignarse. Con este ejemplo se ve que otros jugadores lo han logrado atravesando experiencias similares a la suya.

Algunas de las palabras del español sí encienden una luz de esperanza: “Yo seguiré luchando, jugando, acudiendo a las grandes citas”. Aunque no se sabe con qué grado de convicción las siente, parece que no se entrega completamente y una de las claves puede ser simplemente jugar, sumergirse en el juego, quedar sumido en lo que pasa en el campo y dejar de pensar en el score. Que el resultado lo sorprenda al final. Otras formas de lidiar con esto han sido planteadas en el artículo al que se hacía mención previamente. Sin embargo, mientras siga focalizado en “peleando por acabar tercero, segundo, quinto”, sus chances estarán complicadas porque continúa focalizado en el resultado y no en el proceso, en estar inmerso en el juego. Por otro lado, a muchos jugadores les quita peso de encima sacarse la mochila de “tener que ganar”, puede servirle dejar de lado esa presión para terminar de soltarse. En este caso considero que no es lo ideal ya que en el fondo insinúa una confianza resquebrajada y tampoco es recomendable desde lo actitudinal eso de renunciar a los sueños. Los sueños inspiran, dan sentido al esfuerzo, sin sueños corremos el riesgo de perder la motivación, el rumbo y, en definitiva, el significado de lo que hacemos.

Referencias:

[1](http://www.ten-golf.es/index.php/especiales/the-masters-2012/11146-golf-sergio-garcia-masters-de-augusta-grandes-entrevista, http://www.marca.com/2012/04/08/golf/master_augusta/1333868135.html)

2 http://www.fueradelimites.com/golf-profesional/el-mejor-jugador-sin-un-grande

LIC. CARLOS GIESENOW
Psicólogo especializado en deportes
Tel/Cel. 11.6006.0567
cgiesenow@mariocrisci.com
http://www.cimaperformance.com

error: Alert: Contenido protegido !!