Seleccionar página

¿Qué es esto de la Psicología del Deporte?.

A pesar de que lentamente la idea de que la Psicología del Deporte es para «deportistas problemáticos» va desapareciendo, todavía parece necesario aclarar algunos puntos respecto a esta disciplina que aún es relativamente nueva.

Según la American Psychological Association (Asociación Psicológica Americana), la Psicología del Deporte y de la Actividad Física consiste en el estudio científico de los factores psicológicos que están asociados con la participación y el rendimiento en el deporte, el ejercicio y otros tipos de actividad física .

Los profesionales de la psicología del deporte se interesan por dos objetivos principales:

a) ayudar a los deportistas a utilizar principios psicológicos para mejorar su rendimiento.

b) comprender cómo la participación en el deporte, el ejercicio y la actividad física afectan al desarrollo psicológico del individuo, su salud y bienestar a lo largo de su ciclo vital.

En la definición presentada se puede notar la diferencia con la Psicología Clínica tradicional que está orientada a realizar un tratamiento con un paciente que padece de determinados síntomas. Es decir, en el enfoque clínico tradicional se habla de patología. En la Psicología del Deporte se trabaja en pos de mejorar el desempeño deportivo , es decir, no necesariamente en presencia de una enfermedad, sino con una persona que busca superarse en determinada situación deportiva. Para ponerlo claramente, en el ámbito deportivo el psicólogo, en principio, no va a tratar «locos», «depresivos», «fóbicos», etc., sino que intenta ayudar a las personas a desarrollarse dentro del deporte. Lo que sucede es que la palabra «psicología» puede intimidar a algunas personas, si este es su caso, piénselo simplemente en términos de un entrenamiento mental similar al entrenamiento técnico.

Existen muchos aspectos que estudia la Psicología del deporte, entre ellos:

– la motivación, la concentración, la auto confianza.

– el nivel de ansiedad y activación ante la competencia; el manejo de presiones internas y externas.

– el manejo de las emociones y el aspecto anímico.

– el planteamiento de metas.

– el entrenamiento en habilidades mentales (destacándose la visualización) y la fortaleza mental.

– los factores psicológicos involucrados en la metodología de entrenamiento, enseñanza y aprendizaje.

– la incorporación de valores como la solidaridad, el fair play y el espíritu competitivo.

– la disciplina, el autocontrol y el conocimiento de los reglamentos.

– la aplicación de estrategias de modificación de actitudes y comportamientos inadecuados.

– la iniciación deportiva.

– orientación a padres con el fin de hacer que la participación de sus hijos en deportes sea lo más placentera, enriquecedora y completa posible.

– el concepto de éxito-fracaso.

– la prevención y recuperación psicológica de lesiones.

– el retiro de la actividad deportiva.

Para la preparación mental no existe una fórmula mágica, cada situación deportiva y cada deportista particular van a tener sus propias demandas y necesidades que deben ser estudiadas individualmente y que el psicólogo debe conocer. También es importante ayudar a los deportistas a conocerse y que aprendan diferentes técnicas psicológicas, entonces llegado el momento pueden «auto monitorearse» y decidir que es lo que necesitan. Por ejemplo, en el tee del primer hoyo un golfista puede sentirse tenso y que le tiemblan las rodillas y entonces realizar un ejercicio de respiración que ayude a manejar la ansiedad. Después, promediando la vuelta, puede sentir que está un poco disperso y sin la concentración adecuada, entonces puede realizar algún ejercicio que le ayude a aumentar su activación y refocalizar en la tarea.

LIC. CARLOS GIESENOW
Psicólogo especializado en deportes
Tel. 4799-9520
cgiesenow@mariocrisci.com
www.cimaperformance.com

error: Alert: Contenido protegido !!