Prevención de Lesiones en Golf

LESIONES – Patología de la columna. 

BIOMECANICA DEL SWING.

El swing clásico difiere del swing moderno principalmente en los problemas de espalda. La técnica clásica utiliza el backswing con un swingmás plano y un giro largo de caderas y hombros. En el follow-through, el jugador finaliza con una posición relajada.

El swing moderno se ejecuta con el cuerpo más tenso enroscado que almacena la máxima fuerza para obtener la máxima aceleración de la cabeza del palo en el impacto. Además utiliza un gran giro de hombros y restringe el giro de caderas provocando tensión en hombros y columna lumbar.

Proporciona mayor desplazamiento angular y y proporcionalmente permite mayor velocidad angular en la cabeza del palo en el downswing.

El follow-through se caracteriza por una columna de hiperextensión (posición en C Invertida) con el hombro derecho más bajo que el izquierdo en los jugadores diestros.

Respecto al armónico, rítmico, clásico swing, el moderno utiliza todas las partes del cuerpo para obtener un swing más potente pero menos lesivo.
Tal como hemos mencionado anteriormente, la molestia más frecuente entre los jugadores de golf es el dolor en la columna lumbar. Aparece secundariamente en la rotación de columna lumbar en lo alto del backswing, con la consiguiente desrotación e hiperextensión de la misma en el downswing y follow-through.
Según Hosea y Gatt las fuerzas aplicadas en la columna dorsolumbar durante el swing actúan en 4 direcciones distintas: flexión lateral, tracción anteroposterior, rotación y compresión.

Excepto la compresión, las otras tres fuerzas llegan a alcanzar los altos niveles entre los jugadores amateurs. Por un lado, el jugador amateur quiere pegar a la bola tan fuerte como un profesional pero sin el refinamiento técnico de éste. Estas fuerzas pueden lesionar varios tejidos como músculos paravertebrales, discos intervertebrales, ligamentos fascetarias y arco posterior (espondilólisis).

ESTRUCTURA ANATOMICA.

La columna está formada por dos tejidos biológicos básicos: hueso y tejidos blandos, con propiedades biomecánicas y de viscoelasticidad características. La estructura ósea formada por las vértebras está constituida por tejido óseo medular que soporta el 50% de las fuerzas de compresión mientras que el tejido óseo cortical solo contribuye en un 10%.

Entre los cuerpos vertebrales tenemos los discos intervertebrales, complejo fibrocartilaginoso formado por un núcleo pulposo y un anillo fibroso. Todo ello facilita la movilidad, amortiguación y estabilidad de la columna. El anillo fibroso está formado por fibras de colágeno orientadas de forma oblicua respecto al cuerpo vertebral. Puesto que las fibras de colágeno resisten sólo las fuerzas de tensión, al horizontalizarse aumentan la resistencia en rotación. El núcleo pulposo está formado por proteoglicanos y agua, y proporciona la capacidad de absorción de choque de la columna. El colágeno y las proteínas permanecen relativamente estables con la edad, mientras que el agua y los proteoglicanos disminuyen, alterando las propiedades viscoelásticas del disco.
Las facetas articulares de la columna lumbar, junto con los discos intervertebrales soportan las cargas en la columna (fuerzas de compresión). Existen estudios que demuestran que las facetas soportan más del 20% de las fuerzas de compresión vertebral en bipedestación y más del 50% en la flexión hacia delante (fig. de la derecha)

Las cargas en la columna lumbar durante el swing predisponen al jugador de golf a distensiones musculares, hernias discales, espondilosis y artropatía fascetaria.

LUMBALGIA EN EL JUGADOR DE GOLF

Existen dos tipos de jugadores que están especialmente predispuestos a padecer lesiones en columna lumbar; uno es el jugador profesional, por un mecanismo de sobreuso y otro el aficionado, por una mala ejecución de la técnica de juego.
Factores de riesgo durante el swing.

Una posición de partida incorrecta.
En el backswing descienden hombro y cadera izquierdos, con lo que el peso del cuerpo recae en pie izquierdo en vez de en el derecho. Esto provoca una inflexión izquierda en columna lumbar y condicionará un downswing en inflexión izquierda, muy traumatizante para la columna lumbar.
La separación excesiva entre los dos pies, condiciona una inflexión derecha de columna lumbar durante el impacto y el follow-through.
El finish en C, es traumático para toda la columna.
La rigidez aumentada de cadera, aumenta el trabajo en columna lumbar.
La rigidez de hombros provocará una hiperlordosis compensadora durante el finish.
La rotación brusca del tronco en el swing del principiante, con impacto de la cabeza del palo en el suelo.
La etiología puede ser mecánica, discal, espondilolisis, defectos de transición o artropatía fascetaria, entre las más frecuentes.

Para Mario Crisci Golf Academy – Cortesía de Saludinámica – España

Servicios Adicionales

division-gris

error: Content is protected !!